CAS / ENG





Calle Doctor Fourquet 21
28012 Madrid
t. (+34) 910 594 112 |
t. (+34) 686 463 809











Klass Vanhee

I'll be your hill

04.11.2017 - 13.01.2018







CARTA A ANTONY, 14 DE OCTUBRE DE 2017

Querido Antony,

Espero que hayas tenido una buena vuelta a casa. Y que el trabajo no te esté (digámoslo así) desbordando. Cómo fue por Venecia? Aunque he oído hablar mucho, al final no he podido ir. Viste algo bueno?

Estoy pensando que, quizás, te explique en lo que estoy trabajando. Para que te hagas una idea hasta que haya buenas fotos o hasta que puedas pasarte por el estudio. Ok?

Para mí, lo más apasionante es que estoy trabajando en esculturas esculpidas. Es como si fuese la primera vez que hago este tipo de trabajo y me gusta mucho. Son diferentes a las guitarras o a mis objetos-mueble, porque éstos están evolucionando desde el propio dibujo. Todos son de madera policromada, en algunos de ellos también hay fragmentos de plástico. Al principio, los pinté con óleo, pero los más nuevos están hechos con acrílico. La madera está formada por restos pegados entre ellos, trozos de madera que encuentro en los containers o en el parque que está al final de la calle.

(Muchos de los árboles del parque son sauces. Sauces podados. Es una madera realmente suave y el árbol crece super rápido. Pero los trozos que quedan allí después de haberlos podado son bastante finos y no demasiado útiles si es para esculpirlos. Pero hace unos meses, uno de los sauces viejos que aún estaba completo, se cayó porque sopló un fuerte viento. Así que intenté pillar algunos pedazos más grandes).

(Espero que mi explicación no esté siendo demasiado coloquial; estoy leyéndome otra vez Franny and Zooey de J. D. Salinger.)

Lo que quiero decir con lo de que están evolucionando desde el propio dibujo es que cuando dibujé Saddle for girls with skirts [Asiento para chicas con falda], (disculpa por mi mente, siempre erótica) realmente quería ver esa imagen como objeto. Así que lo fabriqué. Hice, básicamente, una ilustración esculpida de un dibujo. O una escultura surgida de un dibujo. Pero también, y ésta es otra manera de verlo, en el dibujo hay mucho tiene que ver con la ilusión del espacio, con todo ese esfuerzo por crear una ilusión de profundidad. Pero con la escultura eso está allí ya desde el principio. Resulta tan fácil y concreto; debo decir que es verdaderamente una liberación.

El uso del color es diferente. Este verano nos compramos un lavavajillas (también nos pillamos un frigorífico y un coche, aunque aún no conduzco… pero de eso, hablaremos luego). Y, que no te sorprenda pero, el modo en que miras el estropajo cambia completamente cuando ya no te pasas la mitad del sábado fregando. Es un objeto fascinante con colores bonitos. Pintar los colores y darle forma me pareció tan lógico como cuando empecé a dibujar murales (la serie de Catalogue for a room); una manera de documentar aquello que estás dejando atrás.

Hasta ahora he hecho unas diez réplicas del estropajo.

No sé si debería preocuparme, pero este proceso me recuerda el modo en que surgieron algunas ramas del Pop (los Nuevos Realismos). Tengo el libro de Mario Amaya de 1965, Pop Art … and after, me lo dio mi primer profesor de dibujo y, como pasa siempre cuando lees, encaja increíblemente con lo que estoy haciendo en este momento. (Sobre la preocupación: creo que fue Ingmar Bergman quien dijo que el creador no debe analizar sus propias creaciones…) (Mi mujer me corrige: lo dijo Andrei Tarkovsky!).

Después, hice los cascos de protección auditiva. Es una de mis herramientas esenciales cuando trabajo con la madera y, además, te hace sentirte solo, desde el buen sentido. Aísla lo visual de todo lo demás.
Entonces hice la cámara que usé para hacer el dirty-pictures-slideshow y un balón de fútbol inspirado en un dibujo de una anécdota: el día en que un amigo me enseñó a chutar la pelota (mira el punto en el que tu pie tocará la pelota, no mires a la portería).
Luego llegaron los pedales de efectos para la guitarra, que están en mi wish list; y hace nada, he acabado la gorra. De hecho, es una gorra publicitaria de cerveza, a prueba de festivales.
Mi hija la trajo a casa. Me encanta ponérmela pero nunca me atrevo a hacerlo en público.
Como te he comentado, todas estas piezas están hechas en madera policromada y algunas también tienen fragmentos de plástico y metal.

La pieza en la que estoy trabajando ahora es una escultura de una chaqueta que cuelga de un simple perchero para abrigos. Ilustra el momento en el que estás en una fiesta y dejas de sentirte rígido e incómodo, cuelgas por ahí tu abrigo y eres capaz de bailar.

Todas las piezas están relacionadas con vivencias personales y representan objetos que están pensados para usarse cerca del cuerpo o sobre el propio cuerpo. Esculturas de una vida cotidiana.

Y nada más,

Hasta pronto,

Un abrazo!

Klaas

P.D. El título, ¡aún no te he dicho nada sobre el título! Tampoco sobre Durero.

Web de Klaas Vanhee.


<<< anteriores futuras >>>




twitter   facebook



Si deseas recibir el newsletter de la galería dejanos tu e-mail